viernes, 17 de septiembre de 2010

Pastel de luna.


El pastel de luna es un dulce chino tomado tradicionalmente por el Festival de Mitad de Otoño, uno de los más importantes de China. Esta fiesta es para adorar y observar la luna, considerándose estos pasteles imprescindibles para la ocasión.
Los pasteles de luna típicos son redondos o rectangulares, de unos 10 cm de diámetro y unos 4–5 de grueso. El relleno espeso normalmente hecho de pasta de semilla de loto está rodeado por una corteza relativamente fina (2–3 mm) y puede contener yemas de huevos de pato en salazón. Suele comerse en pequeñas porciones acompañado de té chino.
La mayoría de pasteles de luna consisten en una corteza fina y tierna rodeando un relleno dulce y denso. Pueden contener uno más yemas enteras de huevos en salazón para simbolizar la luna llena. En raras ocasiones se sirven al vapor o fritos.
Los pasteles de luna tradicionales tienen un relieve en la parte de arriba formado por los caracteres chinos para ‘longevidad’ y ‘armonía’, además del nombre de la panadería y del relleno. Dibujos de la luna, la mujer Chang'e sobre la luna, flores, viñas o un conejo (símbolo de la luna) pueden rodear los caracteres como decoración adicional.
Los pasteles de luna se consideran una delicia. Su producción exige mucha manos de obra y poca gente los hace en casa. La mayoría de los pasteles de luna se compran en supermercados y panaderías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario