lunes, 22 de marzo de 2010

Copra.


La copra es la pulpa seca del coco (fruto de Cocos nucifera L., Arecaceae) y su nombre se deriva de una palabra en malayalam: koppara que significa, coco seco.
El aceite de coco se extrae rallando la copra e hirviéndola después en agua. Ésta fue desarrollada como un producto comercial por los mercaderes de los mares del sur y del centro de Asia hacia los años 1860s. En la actualidad el aceite de coco se obtiene en fábricas especializadas que extraen el aceite en prensadoras o por medio de solventes. Con las primeras se obtiene un 60% de aceite de coco y un residuo llamado pasta de coco, que es un alimento muy nutritivo para el ganado vacuno, principalmente lechero. El aceite de coco se procesa para quitarle la acidez y el color y se usa principalmente para fabricar jabones. Hidrogenado, se usa como manteca en panaderías, chocolate, rellenos de galletas e inclusive en leche en polvo y quesos, además, en una cantidad considerable de alimentos.
La elaboración de la copra, es decir, descascarar, despedazar la pulpa y secarla normalmente se realiza donde crecen los cocoteros. En la actualidad existen grandes plantaciones donde se integran todas las operaciones; antiguamente era recogida por los comerciantes que iban de isla en isla por el océano Pacífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario