domingo, 21 de febrero de 2010

Kaki.


Tiene una pulpa de sabor muy dulce y jugosa. Los grupos astringentes presentan un sabor astringente si no están sobre madurados o no se les ha extraído la astringencia.
Los kakis se pueden comer frescos o utilizarse en la elaboración de los postres más variados, como por ejemplo el helado.
En España tiene denominación de origen la variedad persimon de la Ribera del Xúquer en Valencia.
Muy común también en la zona de Venecia (Véneto), Italia.
Contiene hidratos de carbono como fructosa y glucosa, escasa de grasas y proteínas y tiene alto valor calórico con respecto a otras frutas. Rico en vitaminas A y C.

Composición por 100 g de porción comestible:

Calorías: 65,6 kcal
Hidratos de carbono: 16 g
Fibra dietética: 1,6 g
Potasio: 190 mg
Magnesio: 9,5 mg
Provitamina A: 158,3 µg
Vitamina C: 16 mg
Ácido fólico: 7 µg

Generalmente se dice que el kaki tiene su origen en Japón y China dónde se cultiva desde el siglo VIII. Posteriormente fue introducido en los países occidentales: en Estados Unidos, a principios del siglo XIX y en Francia, España e Italia, hacia 1870.
El kaki (Diospyros kaki) es un árbol de la familia de las ebenáceas, originario de Asia. Su fruto, el pérsimo, es una baya comestible de sabor muy dulce. Es de forma redonda similar a una manzana o a un tomate. Los primeros caquis que se conocieron en Europa fueron los que los colonos españoles trajeron de América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario